martes, 29 de abril de 2014

Un tranvía de película

Si bien el tranvía no es la especialidad de Buses Rosarinos, por tratarse de una historia muy particular y ser en definitiva de un transporte urbano de la ciudad haremos la excepción correspondiente.

Como bien sabemos el servicio tranviario de la ciudad de Rosario fue suprimido el 12 de febrero de 1963 y su flota en parte fue destinada al uso de aulas en escuelas carenciadas y dispensarios en barrios periféricos,  también algunos coches fueron usados como viviendas precarias y otros chatarreados.



Uno de esos coches que llevaba el número 291 quedó en los talleres municipales pero manteniendo solamente su carrocería, despojándolo del tren rodante y su equipo eléctrico.

De acuerdo al libro Tranvías Rosarinos -editado por la Asociación Rosarina Amigos del Riel (A.R.A.R.)- su autor Mariano Antenore, aclara que la serie compuesta por los internos 291 al 300 fueron tranvías traídos de la localidad bonaerense de Quilmes para reforzar el servicio de Rosario.

Al coche en cuestión se le colocó a fines de 1969 un chasis con neumáticos para presentarse en los carnavales y fue utilizado a modo de “tranvía recreativo” como vemos en esta crónica periodística de 1982 donde es remolcado por un tractor.



No obstante ello, lo que muy pocos rosarinos saben es que el tranvía 291 participó en la filmación de la película “Así es la vida” estrenada en 1977, bajo la dirección de Enrique Carreras y que contó con la interpretación de Luis Sandrini, Susana Campos, Gabriela Gilli, Adolfo García Grau, Darío Vittori, Angel Magaña y Andres Percivale entre otros.

Vemos a continuación fotogramas de su aparición en el film.


Nótese que para disimular los neumáticos se le agregó una pollera de chapa



Vemos cómo en el verano de 1979 el tranvía 291 se suma a los festejos de Carnaval en el Parque Alem, evocando la nostalgia y los recuerdos de aquellos usuarios del mismo.



Pasaron los años y el coche se mantuvo en las instalaciones municipales pero ya no estuvo solo. Porque la A.R.A.R. logra rescatar de la ribera del Paraná a la altura de Villa Gobernador Gálvez una carrocería correspondiente al coche 277 y lo deposita allí con el objeto de su restauración, un trabajo arduo y denodado que hoy después de 30 años está llegando a su fin y pronto podremos disfrutarlo.

Luego de la restauración del trolebús Fiat-Alfa Romeo-CGE que los Amigos del Riel llevaron adelante junto a Semtur, los trabajos finales del tranvía 277 se emplazarían en el galpón de los trolebuses de la línea K. Mientras esto avanzaba también lo acompañó el tranvía rodante 291 y ambos reposan en las instalaciones de calle Brasil 1036.


Arriba vemos el tranvía 277 junto a los artífices de su restauración.
Abajo y a la intemperie el 291, el actor de cine. Ambos en el predio de Trolebuses de Semtur.


A continuación adjuntamos el link del film en YouTube donde en el minuto 3:14 aparece este tranvía en escena.


El agradecimiento a Pedro Sotelo por las fechas referenciales.


Adrián Yodice