sábado, 7 de julio de 2018

Genealogía Busóloga - Expreso Alberdi


Esta nota seguramente va a ser muy emotiva para aquellos que fueron pasajeros de la LINEA A o del EXPRESO ALBERDI.

Sin dudas un ícono de Rosario, un servicio muy bueno a cargo de una empresa que tenía sus coches en excelente estado. Quienes tomaban "el Expreso" gozaban de un cierto prestigio, un toque de distinción...

En los años 80, incorporó el coche 13 que vemos en la foto. Un Ford carrocería Biglia, el primero que vino a Rosario y del que afortunadamente tenemos fotos gracias al archivo de Claudio Gazzera


Con el cambio operado en 1986/7, la A debía cambiar a línea 104 pero eso no ocurrió hasta 1993 en que la Empresa Expreso Alberdi SACIFI deja de operarla y se arma un pool de coches de diferentes empresas.

Pasaron 25 años y nos queda el recuerdo de sus coches verdes con las alas blancas que enmascaraban los pasarruedas...

Recientemente el sitio de compraventa en internet maspocovendo publicó la venta de este coche furgoneado pero que aún resiste el paso de los años de pie.


El mismo se encuentra en la localidad santafesina de Ataliva, muy cerca de Sunchales y Rafaela


Los inconfundibles detalles de ventilete, vidrio sobre puerta y ventanilla hicieron que de solo verlo reconociéramos la carrocería Biglia. Podría ser rosarina?


Además de Expreso Alberdi, hubieron varios Ford de esta carrocera en la empresa Zona Sud, lineas 6 y 200. Afortunadamente al ver la patente del coche de la publicación pudimos determinar su antiguo dominio. Efectivamente estamos en presencia del coche 13 de la A!!!


Muchos de estos portales solo publican fotos exteriores y aquí en este aviso hay una interior de la cabina en la que podemos ver detalles que han permanecido intactos de aquellos tiempos. Esas cosas que tanto extrañamos.

Noten la parte trasera del asiento tapizada con detalle acolchado y esas viseras de cuerina con apliques y puntilla!!!


Si a uno como pasajero le trae tantos recuerdos, tanta nostalgia, me imagino cuánto más a quienes supieron manejarlo o mantenerlo...

Una gran alegría, un valioso reencuentro