jueves, 30 de enero de 2014

La línea K de troles en su segunda etapa cumple 20 años


El 25 de Enero de 1994 a las 0:00 horas volvía a circular el trolebús en la línea K, un hecho de suma trascendencia en la historia de nuestro transporte público al recuperarse un servicio de tracción eléctrica que parecía haberse suprimido.

Es que tras la desaparición de la línea M de troles y su reemplazo por ómnibus hacia fines de 1984, la línea K no corrió mejor suerte. La empresa Martín Fierro concesionaria de ambas líneas dejó de invertir en esta tecnología y el servicio de la K pronto cayó.

Complementada con ómnibus para paliar los cortes programados en 1989, el parque de trolebuses cada día se iban deteriorando y saliendo de servicio, por lo que años más tarde omnibus y troles se complementaron hasta que el trolebus dejó de circular en 1992 y quedó la línea servida por ómnibus propulsados a GNC.

Pero se hizo justicia y se le quitó a Martín Fierro la concesión y tras un nuevo llamado a licitación el consorcio Capse-Molino Blanco-UTE bajo el nombre de Eco Bus obtuvo la prestación.



Así llegaron a nuestra ciudad a fines de 1993, 20 unidades provenientes de Brasil que si bien fueron fabricadas en 1988 nunca fueron rodadas. Se trata de los Volvo-Marcopolo-Powertronics que aún recorren por nuestras calles pero bajo la explotación de Semtur.


A principios de 1994 comenzaron a circular en forma experimental para capacitación de los choferes mientras la K aún se prestaba con unidades automotoras a GNC como puede verse en el fotograma anterior.

Sin dudas el 25 de enero de 1994 fué un gran día y los rosarinos aún seguimos reclamando para que se haga justicia también con la línea M que jamás fué restituida al servicio eléctrico.

Hoy a 20 años queremos recordar el regreso del trole en la K con estas excelentes imágenes captadas por Mariano Antenore en el momento mismo que entraron en circulación.



Información complementaria: Asociación Rosarina Amigos del Riel