miércoles, 28 de diciembre de 2011

El Omnibus Skoda


El 18 de Febrero de 1936, el diario La Capital de Rosario daba cuenta de la presentación de un ómnibus ante las autoridades de la Empresa Municipal Mixta de Transportes de cara a la Licitación para la adquisición de unidades 0 Km que estaba llevandose a cabo por entonces.

Se trataba de una unidad marca Skoda de origen checoslovaco con motorización diesel carrozado por Gnecco en Buenos Aires. Los datos de entonces consignaban una capacidad para 29 pasajeros sentados y una velocidad máxima de 60 Km/h.




Por aquellos años el sentido del tránsito respondía al sistema inglés por lo que el volante se ubicaba sobre el lado derecho del vehículo y las puertas sobre el izquierdo.

La fotografía publicada en el Libro 80 años en Colectivo - editado por la Camara Empresaria del Autotransporte de Pasajeros nos muestra el costado derecho donde curiosamente vemos la existencia de una puerta trasera.

Este coche no tuvo la suerte de circular en Rosario ya que la mencionada licitación fué adjudicada a Mercedes Benz y Volvo.

Fuente referencial: Efemérides del Diario La Capital recopiladas por el Dr.Miguel De Marco (h)

viernes, 23 de diciembre de 2011

Revista Autotransporte 1979 (AITAP)

En la ciudad de Rosario se editaron varias revistas relacionadas con el transporte y los ómnibus.
La más conocida y recordada es El Transportista que durante muchos años llevó adelante la familia Parodi y que dejó de hacerse hace casi una década.



En  Junio de 1977 la Asociación Interprovincial del Transporte Automotor de Pasajeros (AITAP) -adherida a la Federación FATAP- lanzó su propia publicación llamada Autotransporte dedicada a la difusión de sus actividades y al tratamiento del transporte interurbano dentro de la Provincia de Santa Fe.

Presentamos en esta ocasión imágenes de tapa y publicidades correspondientes a la edición del Año 3, Número 6 de Abril-Mayo de 1979


La fructífica industria carrocera de Rosario y la región se publicitaba en sus páginas.
Arriba un aviso de Carrocerías Dic con dirección en Ovidio Lagos 4630 -planta que perteneciera a AyL Decaroli- En tanto la misma industria poseía instalaciones en calle Buenos Aires a la misma altura.

Por entonces DIC desarrollaba su línea de productos llamados Panorama para media y larga distancia y Visión para urbanos.


Abajo vemos el aviso de Cametal promocionando el modelo Nahuel producido en su planta de Villa Gdor.Galvez donde actualmente funciona Metalsur.



Arriba publicidad de Scania una empresa que venía imponiendo sus productos dentro de un mercado dominado principalmente por los Deutz Decaroli y Mercedes Benz.

Debajo vemos la publicidad de San Antonio y una foto del modelo antecesor a la línea Imperial


 En una próxima entrega veremos más material de esta revista.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Los Buses de nuestra infancia

Por Jorge J.García

Sin lugar a dudas me atrevo a decir que nuestra niñez estuvo marcada por las unidades de transporte urbano que en la Rep. Argentina conocemos como “colectivos”. En mi caso, para no ir más lejos, debo reconocer que la primera vez que subí a un ómnibus fue en la desaparecida Línea “B”. Esto se debía ya que por los años ´60 solo esa empresa prestaba servicio a los habitantes del Barrio Gráfico, en Físherton, al oeste de la ciudad de Rosario.




Tengo el lejano recuerdo de aquellos modelos ingleses marca Leyland que traían caja de cambios hidráulica, con esos cambios muy cortitos y especificados por ranuras. Era una sensación muy especial abordarlos cada mañana para ir rumbo al colegio Stella Maris, ya que mi corta edad me hacía ver unos vehículos enormes, extremadamente largos y con ventanillas duras de abrir. Su recorrido era desde el barrio, tomaba por atrás de Físherton, doblaba en calle Donado, desembocaba en calle Córdoba; giraba a la derecha en Santiago, hacía dos cuadras y tomaba San Luís. Al llegar a Maipú, comenzaba el regreso: tomaba hasta Santa Fe, luego recto hasta doblar obligadamente en calle Paraná y de allí nuevamente en la amplia calle Córdoba con destino a Físherton, doblando en Donado, luego, Avenida Brassey , Wilde hasta llegar al barrio.



En esos tiempos existía el guarda, acompañante del chofer que te vendía el boleto. ¡Si habré coleccionado esos papelitos color azul y blanco en busca del boleto” capicúa”, es decir, que comenzara con un determinado número y terminara con el mismo número invertido. Por el ej: el 29492. Y ni hablar si me llegaba a tocar el que tenía todos los números iguales…(¡ése era por demás de especial y se lo guardaba en una cajita) El progreso recién se veía llegar, y al paso de unos meses llegaron los Bedford: vehículos no tan altos ni largos, con el frente medio narigoncito (ya que los Leyland eran frontales) , con la novedad que el timbre para descender era un piolín largo atado a una campanita en la parte delantera, justo arriba del primer asiento doble de la derecha. Muchas veces, optaba por sentarme en el asiento largo del fondo ya que había un espectáculo adicional: el apurado que por bajar rápido se “colgaba” de la cuerda y el timbre, ¡no sonaba!.. Escuchar sus maldiciones era motivo de risa para la mayoría del pasaje.



Si mal no recuerdo, la firma de los vecinos hizo que la Línea “202” ingresara al barrio. Eran todas unidades Mercedes Benz con su color marrón clarito. Se los diferenciaba a lo lejos en el ruido del motor, ya que no “ronroneaban” como sus colegas de la “B”. Vale aclarar, que esta empresa anteriormente tenía su recorrido desde la rotonda de Córdoba y Wilde (donde existía un reloj), iba recto por calle Córdoba, doblaba a la izquierda en Lavalle, llegaba hasta San Lorenzo, derecho hasta Laprida. Previo esquive al Hospital del Centenario. Al tomar calle Rioja comenzaba su retorno: iba derecho hasta Alvear y desembocaba en Santa Fe. De allí hasta la necesaria curva de calle Paraná y continuaba el regreso por calle Córdoba. Doblaba en Tarragona, luego hacia la derecha tomaba calle Granaderos , Wilde, entraba al barrio y finalizaba en calle Mendoza..



Hubo varias unidades que no pasaron al olvido: el No. 13 de la “B”, el único Mercedes Benz que tuvo la empresa, duró un año y meses; con la característica que te sentabas y ¡no llegabas a las ventanillas!.. Otro ómnibus de esta empresa con historia era el No. 12 que manejaba “Venenito”. Un hermoso modelo Ford( para esa época ya habían cambiado todas las unidades) que venía adornado con varios emblemas del Glorioso Rosario Central. Varias veces subía y veía a Inveninatto (su conductor y ex jugador del equipo de Arroyito) que “lucía” alguna herida en su rostro debido a alguna pelea al terminar un clásico con los eternos rivales rojinegros, o cuando iba a Buenos Aires a ver los partidos) . Si hablamos de la Línea “202”, no puede quedar excluido el legendario No. 13, que cuando se inundaba la Av. Wilde era utilizado para trasbordar al pasaje, al que todos le llamaban “la lancha”… También queda en la memoria el famoso No. 9 conducido por el “petiso” (así le llamaban todos), Rosas. Un verdadero muestrario móvil auriazul, ya que su fanatismo trasuntaba en todos los elementos que rodeaban su volante. Banderines, colgantes, la foto del equipo canalla, TODO era azul y amarillo. ¡Si habremos viajado colgados en el estribo luego de una victoria de Rosario Central! Porque muchas veces al salir del estadio nos íbamos a tomar la “E” ó la “210” hasta Cafferata y Santa Fe, donde también venía repleto.



Saliendo de las dos líneas de mi barrio no puedo olvidar la Línea 217, con sus enigmáticas unidades, a las cuales o les faltaban asientos, o viajabas sin luz en la noche, o traían “portaobjetos” junto a los asientos debido a su carrocería muy deteriorada. Cuando había que dirigirse rumbo al sur, la “225” era la mejor oferta. Ya cuando me tocaba ir los sábados al campo de deportes del colegio San José la “54” recorría la extensa Av. Ovidio Lagos.



En el verano, mucha gente para ir al balneario La Florida, debía subirse a la “A” ó en su defecto, la “210”. Si un domingo la opción de esparcimiento era el Parque Independencia, siempre tomaba la “58”. Para los pic nics en primavera no había muchas opciones: la “L”, si íbamos a Carcarañá; la “COTAL” si deseaba ir a Pérez ó Zavalla. En fin, todos estos recuerdos ya son parte de la historia de muchos… ¿qué líneas marcaron tu vida…?



* El agradecimiento a Jorge -alias Charly J Garcia- por este aporte recordando sus vivencias relacionadas con la temática.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Rosario año 70

Facundo Fernandez es un alma gemela que gusta de las fotos viejas de la ciudad y entre otras cosas realiza diversas publicaciones en Internet contrastando el antes y después, y compartiendo registros como los que vemos a continuación.

Son fotografías extraídas de la Revista El Mutualista publicadas en el año 1970. Arriba vemos calle Rioja desde Sarmiento hacia el río donde hace su aparición un ómnibus MB911 de la línea C, pareciera ser el interno 20.  Por detrás se ve una unidad similar pero con su bandera más pequeña, tal vez un coche de la línea 202.


Esta otra toma está sacada una cuadra más lejos de la anterior. Calle San Luis y Sarmiento vista al Oeste.
Primerísimo plano de un MB1112 de la línea 215, por detrás un MB911 de la línea 205 y más atrás un Bedford que podría ser de la línea 217 y casi a la par otro coche de la 205. (Gracias a Cristian Rolt por la observación que permitió descartar la línea 225 de este grupo)

Dos hermosas fotos que dejan ver muchos edificios históricos que aún se conservan como si el tiempo no hubiese transcurrido.

Y para quienes gustan de estos registros, recomendamos visitar el Blog de Facundo
http://rosariociudad.blogspot.com/